Snowflame, 2016

Snowflame, 2016

 

img_1781

 

 

img_1829

 

 

Una caja de luz ilumina un collage hecho a partir del villano Snowflame de la DC. Comics quien recibía sus poderes de la droga. Atrás la representación de una selva convertida en un splash gráfico: “Lo que un día fue paisaje y material hoy es convertido en información química y representa tan solo un recuerdo de un sistema económico que especuló, explotó y falló y del cual ahora cada uno de nosotros es el administrador virtual”. Bajo estas aparentemente crípticas palabras, la artista propone un movimiento de resignificación que, a un tiempo, pone en cuestión la efectividad de la, cada vez más inútil, “guerra contra las drogas”, así como la construcción imaginaria de la “Nueva Grenada” (sic. en la viñeta seleccionada para la pieza) y sus “inhóspitas” junglas elaborada desde la visión hegemónica del “Imperio del bien”, todo esto en medio de la reflexión alrededor de lo que algunos han dado en llamar “Capitalismo cognitivo” y que la artista prefiere localizar en el terreno de la “Política de los afectos” y las mutaciones contemporáneas del deseo.